El e-commerce

Índice

Se trata de la compraventa de toda la vida, pero por internet, con algunos cambios en el método de pago y otras características tradicionales. Además de la compra en la propia página web de la marca, existe la compra por redes sociales, donde se puede alcanzar con mayor alcance el público objetivo.

La compra por redes sociales ha revolucionado todo el e-commerce, el hecho de permitir compras dentro de las redes sociales facilita la venta de las marcas a sus consumidores y amplía el alcance.

El e-commerce es un concepto relativamente nuevo, por lo tanto, está en constante evolución y siempre pueden surgir nuevas técnicas y nuevas opciones. Puede realizarse a través de diferentes aplicaciones, como los emails, los catálogos, etc.

En muchas ocasiones el e-commerce se confunde con el e-business, aunque no son lo mismo. El e-commerce es la compraventa y el e-business es todo el proceso de gestión de un negocio online, en el que encontramos técnicas como el inbound marketing, el SEO… de hecho el concepto de e-commerce se encuentra dentro del e-business.

El e-commerce puede diferenciarse en dos modelos:

  • El perfil comercial: depende del cliente al que te dirijas.

B2B: Es la compraventa entre empresas. Ejemplo: mayorista de pescado a restaurante.

B2C: Es la venta directa a los consumidores. Ejemplo: Tienda de electrónica

C2B: Los consumidores ofrecen sus servicios a las empresas. Ejemplo: Freelance fotógrafo

C2C: La empresa facilita la venta de productos entre consumidores. Ejemplo: Wallapop

  • El modelo de negocio: Depende de como se ejecuten los intercambios de compraventa o se generen los ingresos:
  • Tienda física online: Las mismas características que una tienda física, pero en formato online.
  • Triangulación de envíos (dropshipping): Es exactamente igual que un e-commerce, pero el producto no lo envía el vendedor, sino un tercero.
  • La afiliación del e-commerce: la compra se realiza en otra plataforma, el cliente salta a otra tienda, que se lleva una comisión cuando se realiza la venta. Un claro ejemplo de este tipo de e-commerce puede ser Amazon.
  • La comunidad: este e-commerce es una forma de buscar compras reiterativas, consiguiendo la suscripción del consumidor.
  • Tienda de tiendas: el Marketplace es una web donde varios vendedores ofrecen su producto.
  • Diversos servicios: En un negocio online también se puede vender servicios, cualquier intercambio de tiempo es factible.

¿Qué desventajas tiene el e-commerce?

  • Los productos o servicios que se ofrecen deben venderse de una forma completamente distinta y con mucho marketing de por medio, aunque cada vez la gente esté más acostumbrada a comprar online, este tipo de venta no permite tocar el producto o verlo como en una tienda.
  • La necesidad de un acceso a internet para poder vender.
  • Un negocio e-commerce no supone el mismo gasto que una tienda física, por lo tanto, su competencia es mucho más elevada.

Y, ¿Qué ventajas tiene?

  • No hay horarios de apertura ni cierre, el consumidor puede realizar la compra a la hora del día que le apetezca.
  • Como comentamos en las desventajas, el coste es mucho menor, por lo tanto, en su caso, es una ventaja también.
  • Puedes vender a todas las personas que quieras al mismo tiempo, en cambio, en un negocio físico, abarcar muchas personas no es posible.
  • Mucho más alcance, la posibilidad de compraventa desde cualquier lugar aumenta el público objetivo de la marca y, por lo tanto, las ventas.

¿Has visto la importancia de digitalizar tu negocio? Tengas o no una tienda física es muy importante tener tu tienda online.

De todas todos modos, a veces, las empresas no saben cuál es la mejor manera de arrancar un proyecto, en este caso, lo mejor es depositar tu confianza en un profesional.

Navegación

Logo Kit Consulting  Nuevo programa de ayudas dirigido a las pymes y destinado a contratar servicios de asesoramiento digital especializado. Hasta 24.000€.